Etiquetas

, , , ,

13415596_10157028786235500_779879536086445564_o_zpsssalgcuzAlaska y Viaje al País de los Tlingit (I)
Texto y Fotos por Carlo Brescia
Noviembre 2016
> Performances de música y danza por los pueblos Tlingit, Haida y Tsimshian en el Centennial Hall en Juneau.

UNA INVITACIÓN AL NORTE DEL NORTE

En junio de este año, junto a Pablo Tadeo de la Comunidad de Vicos, tuvimos la suerte de visitar una parte del sudeste de Alaska.

¿Cómo así? La historia comienza por el 2012 con la llegada de unos amigos de Juneau/Alaska que visitaron durantes unos cuantos días la experiencia de turismo vivencial en la Comunidad Campesina de Vicos a través de la Asociación Cuyaqui Wayi, formada por algunas familias campesinas de esa comunidad. A veces los miembros de la asociación requieren un intérprete para que traduzca del inglés al castellano (y viceversa) los compartires entre la familia  anfitrioa y las familias visitantes. Cuando surge esa necesidad me avisan. Pablo es el representante de la asociación que ofrece la experiencia de Turismo Rural Comunitario en Vicos, el Gerente de Calidad de la empresa que la promueve de la que también es socio fundador: Respons, y el corazón de este proyecto.

Construyendo20la20pachamanca201024x768_zpshzsqu45g
> Armando la Pachamanca en Vicos durante la experiencia de turismo rural comunitario en Vicos. Fotografía: Sue (2012).

Luego de la visita a Vicos, muchas veces los visitantes visitan el Centro Ceremonial de Chavín de Huántar, lugar ancestral y centro de una de las culturas más emblemáticas de las Américas que ha sido reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1985. En ese lugar participo ya como guía para los visitantes.

La experiencia que tuvieron/tuvimos fue tan bonita que el siguiente año, el 2013, una de las visitantes, Sue, volvió con nuevos amigos. Al final de las visitas a Vicos y Chavín de ese año se interesaron invitarnos a visitarlos allá para conocer su territorio y nosotros obviamente aceptamos encantados y agradecidos.

Cuatro años después, el 2016, luego de los esfuerzos requeridos la invitación se hizo realidad, con la ayuda de Tammy Leland —quien dirige la agencia Crooked Trails en Seattle a través de la cual llegaron nuestros amigos de Alaska y que también apoyaron nuestra visita (además de visitar Seattle luego de Juneau)— y nos fuimos para allá, gracias pienso no solamente a ellos y sus esfuerzos, sino también al mundo andino de Áncash que tanto nos apasiona y que queremos mostrar a los que vienen de otros lugares a visitarnos.

EN JUNEAU, ALASKA

Luego del viaje terrestre de Huaraz a Lima, y de los vuelos de Lima a Los Angeles, luego a Seattle y de ahí a Juneau, fuimos recibidos cariñosamente en el aeropuerto en la mañana del sábado 11 de junio de 2016. Ese día fue el último de la celebración que se realiza cada 2 años en Juneau, cuyo objetivo es celebrar las culturas originarias del sudeste de Alaska: Tlingit, Haida y Tsimshian.

Basic RGBConocía acerca de los Tlingit porque es una de las culturas americanas estudiadas por los antropólogos y antropólogas que se han interesado y siguen interesando por esa práctica arcaica, tradicional y contemporánea de dominar el arte del trance extático y las relaciones con los espíritus. Pero sus técnicas chamánicas no incorporan el uso de plantas enteógenas como muchas de las culturas americanas (aunque si utilizaban el tabaco) sino que más bien eran expertos en el uso de la sonaja y el tambor para lograr acceder a esos estados expandidos de consciencia requeridos para la curación y la adivinación.

Al igual que en el chamanismo del periodo Formativo Medio a Tardío en los Andes (Chavín, Cupisnique, Karwa, Kuntur Wasi, Pacopampa, Garagay, entre otros), los Tlingit utilizaban tocados asociados a animales aliados (lobo, águila, cuervo) y amuletos elaborados en base a piedras preciosas. Además, sus murales, canoas, tótems e instrumentos sonoros de madera estaban esculpidos con imágenes de animales y personas (terrestres y míticos) de una manera sintética y generando así un simbolismo asociado al objeto, a una narrativa y a una función, tanto natural como sobrenatural. Finalmente, el concepto de la dualidad complementaria también estaba plasmada en los diferentes objetos de madera, piel, lana y piedra.

TATUADORES RITUALES

Ese primer día, aproveché para atender una de las actividades del festival que trataba sobre los tatuajes rituales en Alaska y sitios relacionados como las Filipinas. Participaron compartiendo su experiencia como tatuadores de ascendencia nativa: Nahaan (culturas Tlingit, Paiute, Inupiaq), Marjorie Tahbone (culturas Inupiaq, Kiowa) y Nakkita Trimble (culturas Nisga’a, Tlingit).

13418435_10157028786635500_8372598623150243428_o_zpskop0teox
> Presentación de Nahaan (http://killerwhalestandsup.com/).

Un tatuador es un especialista ritual que a través de su arte se ayuda, ayuda a otros, a su comunidad y a su territorio a mediar las energías existentes. El tatuador conoce su lengua ancestral, la simbología de su pueblo, y la tradición, entre otras cosas. Los tatuajes pueden ser marcas de identidad a una comunidad, o tambien indicadores de haber ingresado a una nueva etapa de la vida o haber ingresado a un nuevo estatus dentro de su comunidad (ej. guerrero, chamán, adulto).

Nahaan contó una experiencia sobre una persona que tenía las marcas de haber intentado suicidarse en los antebrazos. Dentro del ritual de tatuaje a esta persona se le renovó no solo el llamado ‘cuerpo físico’ sino también los psíquico y emocional con los que la persona construye su identidad y su lugar en el mundo.

13403157_10157028786680500_8224681506539623203_o_zpsikm0unmg
> Asistente le da un obsequio a Nakkita Trimble (http://www.nakkitatrimble.com).

Los tatuadores realizarón un canto ritual antes de compartir sus experiencias en la conferencia. El canto fue aprendido del mundo espiritual y compartido por Nahaan.

> Canto grupal ritual antes de las presentaciones, abriendo un espacio sagrado de comunión con las personas presentes, los antepasados y la naturaleza.

EL GLACIAR MENDENHALL

Al día siguiente, el domingo, nos llevaron a visitar uno de los glaciares más populares de la zona. Digo popular porque en esa época, en junio, verano, llegan cada día unos seis cruceros que parten de Seattle hacia Juneau (la capital del estado de Alaska) con miles de turistas a ver esta zona muy accesible de Alaska.

Antes y después de viajar a Alaska, muchas personas nos preguntaron sobre el frío: si estábamos yendo bien abrigados, si sentimos el frío y más.  Y claro, dentro del imaginario sobre Alaska está la concepción de que es un lugar lleno de hielo, frío, focas y osos polares, y que ahí solo vive Nanuk, el esquimal (el del documental de Flaherty). Pero no es así. En junio es verano en Alaska, el sol sale a las 2 de la mañana y se oculta a eso de las 10 de la noche. En la misma época, en Huaraz a 3100 metros de altura hace más frío en las noches.

Territorialmente, el estado de Alaska ocupa una extensión de 1’717,856 km2, un área más extensa que la de Perú (1’285,216 km2) y un poco más pequeña que la de México (1’964,375 km2). Es el estado más grande de Estados Unidos y más de dos veces más grande que el segundo estado más grande que es Texas (695,621 km2). Y si, está bien al norte pero no todo el estado se encuentra del círculo polar ártico: esa área en donde en verano no deja de salir el sol y en invierno no sale por varias semanas. Juneau se encuentra a unos 900 km del círculo polar ártico. Anchorage, la ciudad más poblada de Alaska, se encuentra a unos 600 km del círculo, y Fairbanks, la segunda ciudad más poblada, se encuentra a unos 322 km.

Al igual que Perú que se puede dividir en tres grandes regiones geográficas (costa, sierra y amazonía), a Alaska de alguna manera también se la puede separar de manera general en tres regiones: la costa occidental (y las islas aleutianas), la parte continental y el ártico. Juneau se encuentra en la costa occidental, específicamente en la parte más al sureste, haciendo frontera con la parte más noroccidental de Canadá. Pueblos originarios como los Tlingit, Haida y Tsimshian pertenecen a estos territorios del sudeste alaskeño. Luego están los Atabascanos de Alaska en la parte continental (de la misma familia lingüistica que los pueblos Apaches) y finalmente los Inuit en la parte ártica (que se extienden también por los territorios árticos de Canadá y Groenlandia, pueblo cuyo origen milenario se encuentra en Siberia).

DSCN0354_zpsyjm65zgy
> Vista del glaciar desde el mirador.

Regresando al glaciar Mendenhall (Sitaantaagu en Tlingit, que quiere decir ‘el glaciar detrás del pueblo’), este se ubica a unos 20 km del centro de Juneau y como todo glaciar es una fuente importante de agua dulce para la flora, fauna y personas que viven en ese territorio.

13392277_10157032736530500_1618746617206001596_o_zpsxblfzq9b
> Con Pablo desde el mirador.

Al igual que en la Cordillera Blanca en Áncash, los glaciares de Alaska son altamente sensibles al cambio climático. Dados los extremos climáticos alrededor de los polos hoy en día, el retroceso glaciar aquí es de unos 174 metros por año. Esto genera cambios en el ecosistema y la necesidad de adaptarse a ellos: no todos son positivos, no todos son negativos.

Continuamos caminando desde los miradores hacia el glaciar y nos encontramos con algunas apachetas, me acordé de la caminata del año anterior de Olleros a Chavín, que narré en este mismo blog (enlace).

xDSCN0373
> Apachetas en el camino hacia las Cataratas Nugget.

Además del tema similar de retroceso glaciar a lo que encontramos en la Cordillera Blanca, también pudimos ver en la flora local especies botánicas de la misma familia como las que hallamos en la sierra de Áncash. Es el caso del aliso (Alnus acuminata)  pariente del ‘Red Alder’ (Alnus rubra), y el chocho (Lupinus mutabilis) pariente del ‘Alaskan Lupine’ (Lupinus arcticus).

xDSCN0348
> Pariente del chocho o tarwi: Lupine de Alaska .

13350269_10157032737645500_8344146559779205351_o_zpsgp2rcp0g
> Cataratas Nugget.

El agua de las cataratas Nugget vienen del glaciar Nugget ubicado en la parte alta al sur. Estas aguas, junto a las que se generan por el derretimiento del glaciar Mendenhall, crearon la laguna Mendenhall en 1929. El agua de esta laguna va hacia Auke Bay, que es un pequeño pueblo y puerto al norte de Juneau.

13391441_10157032738450500_764915588109793617_o_zpsxslixcxy
> Entrada al Jardín Comunitario de Juneau.

EL JARDIN COMUNITARIO DE JUNEAU

Luego de visitar el glaciar, nos fuimos a visitar el Jardín Comunitario de Juneau, en donde varias familias cultivan sus alimentos de manera orgánica y autónoma. Los huertos comunales son una tendencia mundial, no solo en sitios rurales sino también en urbanos, algo que he visto más allá del Callejón de Huaylas en sitios como Gante, Madrid y Vals les Bains en Ardèche, Francia.

13411902_10157032738465500_3957002308171350422_o_zpsf7lykmd1
> Minifundios comunales y familiares: el objetivo es la autonomía alimenticia, y sana.

xDSCN0397
> La mayoría de los cultivos en los huertos son hortalizas, algunas verduras y plantas medicinales.

EL MUSEO ESTATAL DE ALASKA EN JUNEAU

Otro día de nuestra estancia, visitamos el Museo Estatal de Alaska en el centro de Juneau. El objetivo del museo es interpretar y difundir el conocimiento de la historia del estado, su gente y sus recursos, además de apoyar a otros en estos esfuerzos. El Museo también asiste y asesora en el crecimiento, desarrollo y excelencia de otros museos en Alaska.

No solo pudimos ver y conocer parte de la historia de los pueblos originarios del territorio, sino también conocimos acerca de la época de las exploraciones del Siglo XVIII, las colonizaciones, la época del dominio ruso, la segunda guerra mundial, la fiebre del oro y la explotación de otros metales y del petróleo. La explotación del petróleo en Alaska continúa generando controversia hasta el día de hoy, como ocurre en todas partes dada la base energética fosil del mundo actual.

Abajo algunas imágenes.

xDSC00975
> Panel del Ave del Trueno (Thunderbird Screen, Xeitl X’een) en el Museo Estatal de Alaska, construido a inicios del siglo XX en Yakutat, aldea al NE de Juneau. Museo Estatal de Alaska en Juneau.

xDSC00981
> Sonajas rituales Tlingit, originales. Las que fabrican los artistas contemporáneos son similares, y cuestan por encima de los 200 dólares américanos, precio innacesible para la gran mayoría de sudamericanos como nosotros. Museo Estatal de Alaska en Juneau.

xDSC00990
> Pipas para tabaco, siberianas y tipo-siberianas. Museo Estatal de Alaska en Juneau.

Y aqui termina la primera parte de una breve crónica sobre nuestro viaje a conocer este lindo territorio, lleno de naturaleza y pueblos ancestrales. Hay tanto por contar que se podrían hacer unos cinco posts relacionados. En la segunda parte contaré algo acerca de la parte más mística, dolorosa e inspiradora de este viaje.

[continuará]

Carlo Brescia
Noviembre 2016

Anuncios