Etiquetas

, , , ,

MITO 2. El Centro Ceremonial de Chavín de Huántar fue manejado solo por Sacerdotes

 photo 05121007-43ce-4063-9976-f31fdb487010_zps5b50bb88.jpgLos Sacerdotes en la Plaza Circular. Por Cesar Carrascal, 2008. Sala de los Pututos, Museo Nacional Chavín. Foto: VQ.

Este mito es muy popular y sus orígenes se remontan a los orígenes mismos de la ciencia moderna occidental cuando ésta se encontraba dominada por interpretaciones no solamente eurocéntricas y etnocéntricas sino también sexistas y/o patriarcales. Lógicamente, estas perspectivas comunes en el siglo XIX y XX generaron anomalías o distorsiones en las interpretaciones realizadas en los diferentes campos de las ciencias sociales que aún perviven. El concepto técnico para estas imperfecciones téoricas se denomina ‘sesgo cognitivo.’

Y es comprensible, las interpretaciones son siempre hechas desde perspectivas histórico-culturales específicas cuya vigencia va en relación no solo con los avances de la ciencia sino con los avances de la ética humana. Resultado de esto es que hoy en día en las ciencias sociales es común justificar la posición epistemológica desde donde se hacen las interpretaciones, sea estructuralista, constructivista social o post modernista, entre otras posibles.

En resumen, mucho se ha avanzado en nuestra comprensión del pasado, presente y futuro. Las compresiones de hoy son diferentes a las de hace más de 10, 20 o 50 años, y serán diferentes en 10, 20 o 50 años. El mundo avanza, y lo que se puede encontrar en un libro que se escribió hace siglos o recién hace 20 años puede estar en conflicto con las nuevas evidencias, los nuevos enfoques, y los nuevos métodos y técnicas de investigación. No obstante, nuestra comprensión actual tiene aún los sesgos cognitivos de las sociedades pasadas.

DEFINICIONES

Para una buena deconstrucción del mito de los sacerdotes, se hace necesario realizar algunas definiciones previas:

SACERDOTE/SACERDOTISA.- Es una persona que se dedica a realizar y ofrecer rituales públicos, que son actividades estructuradas con un componente importante de valor simbólico cuyo objetivo es guiar los pensamientos y emociones de los participantes, armonizar lo inefable y/o controlar lo que al parecer es incontrolable.

CHAMÁN/CHAMANA.- La palabra viene de la lengua tungus de los evenkis; cazadores y pastores de renos en Siberia. Hoy en día se usa la palabra ‘chamán’ o ‘chamana’ para denominar a una persona que, a través del dominio de una o varias técnicas, logra que su alma abandone su cuerpo hacia otros mundos no ordinarios y entable relaciones con los seres y/o espíritus que los habitan. Los objetivos del ‘vuelo mágico’ son variados: liderar partidas de caza, obtener el poder de la curación, abrir las puertas de la adivinación, siempre en servicio de una comunidad cultural. Esa es la definición clásica y se presenta en muchas culturas más allá de la de los evenkis siberianos.

TÉCNICAS CHAMÁNICAS.- Son prácticas individuales aprendidas para entrar en trance y lograr lo que caracteriza al chamán o chamana: el viaje extático y la comunicación con las entidades de los diferentes mundos alternos, terrestres y/o celestiales. Estas técnicas o prácticas comprenden los sueños controlados, los ayunos prolongados, los aislamientos en la naturaleza, la deprivación sensorial por medios artificiales (por ejemplo, en una galería subterránea), la danza ritual, los cantos, la recitación continua de textos o mantras, la ingestión de plantas enteógenas, la hipnosis basada en el golpear repetitivo de un tambor o la agitación de una sonaja, o una combinación de las anteriores.

SACERDOTE-CHAMÁN/SACERDOTISA-CHAMANA.- Los chamanes pueden ser sacerdotes y los sacerdotes pueden ser chamanes, pero no todos los sacerdotes son chamanes ni todos los chamanes son sacerdotes. Un sacerdote-chamán o una sacerdotisa-chamana domina una o varias de las técnicas chamánicas pero también puede dirigir rituales o ceremonias públicas. Los mara’akame huichol o los chamanes del norte peruano son ejemplos de chamanes-sacerdotes (Harner, 2013).

CURANDERO/CURANDERA.- Es una persona que ejerce prácticas curativas dentro de un contexto cultural determinado. El curandero o la curandera puede hacer uso de rituales con el objetivo de mejorar el estado de salud de un individuo. Al igual que el practicante contemporáneo de la biomedicina, puede ser efectivo o no. También pueden hacer uso de técnicas chamánicas para lograr la curación del paciente, como por ejemplo las machis en el sur de Chile. No todos las curanderas son chamanas, pero si pueden hacer uso del trance en sus métodos de sanación, como por ejemplo las mudang en Corea del Sur.

 photo 7f2928e5-a569-4b60-9f8c-4ad98576cd40_zpse143ac8f.jpgEl nombre Machi es usado para designar a la persona que tiene la función de autoridad religiosa, consejera y protectora del pueblo Mapuche. Debido a que actualmente en mucho menor la proporción de hombres que cumplen la función de Machi, normalmente se describe al Machi como una mujer mapuche. El machi como autoridad religiosa es la persona encargada de dirigir los ceremoniales de curación de su pueblo, llamados machitún. Foto de Carlos Brandt (1903), Fuente: Wikipedia.

RELIGIÓN.- Es una creación cultural que comprende un sistema de ideas, creencias y comportamientos relacionados a los modos y razones por las que el ser humano está en el mundo, por ejemplo: el Cristianismo. Una religión es una ideología. Un paradigma cultural es una ideología o un conjunto de ideologías que sirven de base a la forma en que una sociedad se organiza. En la antigüedad de la antigüedad, las religiones eran no tanto paradigmas mentales sino más bien sistemas rituales para ‘re-ligarse’ con la totalidad de la existencia.

COSMOVISIÓN.- Es un sistema de ideas, creencias y comportamientos relacionados al mundo en su totalidad. Una cosmovisión puede incorporar elementos religiosos, o no. Por ejemplo, las cosmovisiones amazónicas y andinas si incorporan elementos religiosos.

TEMPLO.- Un lugar destinado a la celebración de una serie de rituales. Se consideran sagrados y pueden ser tanto espacios naturales, espacios creados con participación de seres humanos, o espacios míticos ubicados en las dimensiones sutiles, o quizás una combinación de los tres.

Obviamente, las definiciones de los términos anteriores pueden ser diferentes a las realizadas arriba, siempre varían en función del que define.

DISCUSIÓN

Dadas las evidencias materiales, se puede afirmar Chavín de Huántar fue un templo: se tiene una plaza cuadrada, rectangular y circular. También se tiene la representación de una deidad dentro del Templo Antiguo. Se han encontrado evidencias de ofrendas rituales. Todo esto sugiere de manera muy sólida que se llevaban a cabo ceremonias, de ahí el título: Centro Ceremonial Chavín de Huántar. Asimismo, existen evidencias arqueológicas en el sitio como inhaladores de hueso e iconografías que sugieren el uso de plantas psicoactivas como el cactus trichocereus y las semillas de anadenanthera como mecanismos para facilitar el trance y el vuelo mágico o viaje astral. Aparte de la ingestión de plantas alucinógenas -una técnica chamánica común en las Américas-, la presencia de galerías subterráneas sugiere el uso de otras técnicas como la deprivación de ruido y luz.

No hay evidencias en el registro arqueológico que sugiera que las personas a cargo del templo eran solo sacerdotes. Por la evidencia de uso de plantas maestras en el centro ceremonial se puede deducir que se llevaban a cabo prácticas chamánicas. Esto último sugiere que hubo presencia de sacerdotes-chamanes o sacerdotisas-chamanas.

Por lo anterior, una interpretación sin sesgos cognitivos debe incorporar la presencia no solo de sacerdotes-chamanes sino también la presencia de sacerdotisas y sacerdotisas-chamanas en el mundo Chavín. Este es el punto principal de este texto. Aquí algunos argumentos más para lo anterior:

1. ‘Los Opuestos Complementarios.’ En este centro ceremonial tanto la arquitectura como la iconografía sugieren un equilibrio entre dos pares complementarios: lo masculino y lo femenino. Esto se evidencia en la Escalinata Blanco-Negro, la Portada de las Falcónidas y el Obelisco Tello. Si el simbolismo en el material cultural muestra esta dualidad, ¿por qué no pensar que parte de las personas que formaron parte del culto Chavín eran mujeres? ¿Por qué no pensar que incluso durante algunos periodos entre los siglos XII a.C. y V a.C. en algún momento pudo predominar la presencia femenina en el centro ceremonial?

Medusa photo Medusa.jpgEstela en bajo relieve de ser antropomorfo: cabeza con cabellos de serpientes enroscadas, aretes circulares de piedra y colmillos de felino… Expresando algún tipo de dualidad: en la derecha un Strombus/Pututu y a la izquierda un Spondylus/Mullu. Chavín, ca. 900–550.

2. ‘La Tumba A-TM4 de Kunturwasi.’ En esta tumba del templo del Formativo (contemporáneo y parte del mundo Chavín) en la provincia de San Pablo en Cajamarca, se encontraron los restos de una mujer senil (alrededor de 60 años) y de poca estatura (1,44 m). Esta tumba resalta entre las otras tumbas: su orientación es única -invertida hacia el sur-, y la presencia de objetos asociados como 2,5 kg de cuentas de piedra y Spondylus, y piezas de oro y plata. Lemlij y Millones (2016: 15) apuntan: “… además de la calidad del entierro y el género y la edad de la mujer, nos dan las conchas una pauta del respeto que alcanzó en su sociedad, así como el tipo de concha marina que la acompaña, que no solo indicaría el sexo de la misma, sino también su condición sobrenatural.” En esencia, una mujer con prestigio, posiblemente líder, sacerdotisa y/o sacerdotisa-chamana.

3. ‘La Dama de Pacopampa.’ El 2009 un grupo de arqueólogos dirigido por el japonés Yuji Seki halló una tumba de unos 2,900 años de antigüedad. “La mujer, que murió cuando tenía entre 30 y 40 años de edad, fue enterrada en la plataforma principal de un centro ceremonial ubicado en el centro arqueológico de Pacopampa, en la provincia cajamarquina de Chota. El ajuar mortuorio incluye diversos objetos de oro, como pendientes, placas y collares, así como cerámicas y joyas hechas con conchas marinas” (EFE, 2009). Ese descubrimiento, de una época similar a la de Chavín, muestra que existió una mujer con prestigio suficiente para que su tumba fuera ubicada en la plataforma principal de su templo. Si bien algunos arqueólogos sugieren que Pacopampa no tuvo vínculo con Chavín, la semejanza del estilo iconográfico de Pacopampa y Chavín atestigua lo contrario. Si en la misma época existió una mujer con prestigio, ¿por qué no pensar que ocurrió lo mismo en algún momento en el período Chavín?

 photo eda9214d-e959-46f8-b129-b815f1c28885_zpsbb79ad46.jpgOrejeras y pendientes en oro y plata de la ‘Dama de Pacopampa’, estos últimos con ornamentos que sugieren la forma de las plumas. El cráneo tenía un deformación globular, característica de las personas que pertenecían a una élite (Seki et al, 2008).

4. ‘Las Curanderas Moche y Lambayeque.’ Hay decenas de cerámicas escultóricas de las culturas Moche y Lambayeque representando mujeres vestidas con una túnica que les cubre la cabeza y les llega hasta los pies. Por lo general, se encuentran representadas sentadas en una actitud de invocación o vaticinio. En una mano sostienen un pedazo del cactus trichocereus pero también pueden llevar sonajas o semillas (tal vez de anadenanthera). La otra mano o bien puede estar colocada sobre su muslo o levantada con el dedo índice apuntando hacia arriba. Algunas aparecen mascando hojas de coca. En otras vasijas cerámicas aparecen participando en actos de curación. En otra iconografía Moche (Hocquenghem, 1989: Figura 2c,3) aparecen tres de estas mujeres acompañando una cacería ritual de venados. En el paleolítico americano nos imaginamos que era común que el chamán o chamana acompañara, apoyara o liderara las partidas de caza. Estas evidencias cerámicas, muestran que el rol de las mujeres en las sociedades antiguas, iba más allá del doméstico, también participaba en prácticas de sanación y en actividades colectivas como la cacería ritual de venados.

 photo 611ba16b-c4f1-4f17-83c1-6269261240dc_zpsc009651c.jpgCuranderas Moche. Museo Larco.

5. ‘La Dama de Cao.’ En mayo del 2006, un grupo de arqueólogos liderado por el arqueólogo Régulo Franco Jordán dio a conocer uno de los descubrimientos más importantes del nuevo milenio: en el complejo arqueológico El Brujo, en una de las esquinas superiores de la Huaca Cao, se encontró uno de los contextos funerarios más interesantes en la historia de la arqueología mundial. Dentro de la tumba, junto a otros elementos, se encontró un fardo de 23 capas de tela y láminas de oro que contenía el cuerpo de una mujer de aproximadamente 25 años con tatuajes en brazos y manos. Dentro del fardo se encontraron cetros ceremoniales, diademas, coronas y 44 narigueras de oro y plata. También, es interesante hacer notar que se hallaron 23 estólicas de oro, este hecho nos remite a la cacería ritual de venados y nos sugiere que esta líder cumplía funciones chamánicas más allá de las prácticas sanatorias. En suma, se trata de la tumba de una sacerdotisa-chamana que vivió mil años después de la época clásica de Chavín. Dada la existencia de la Dama de Pacopampa, se evidencia que la presencia de mujeres ocupando roles importantes en una sociedad tuvo su origen antes de Moche.

6. ‘Sacerdotisas y Chamanas alrededor del mundo.’ Como se mencionó antes, existen culturas en el pasado y en el presente en donde las prácticas chamánicas, sacerdotales o sacerdotales-chamánicas, son llevadas a cabo solamente por hombres (ej. en el Cristianismo), por mujeres (ej. la madung de Corea del Sur o las machi del sur de Chile), o por ambos (ej. los antiguos Moche o los actuales Shipibo-Conibo).

En conclusión, creemos que es incorrecto decir que las personas que dirigían el centro ceremonial eran solo sacerdotes. La evidencia arqueológica y los casos en otras geografías y momentos históricos sugieren que era probable una mayor complejidad de las personas a cargo del templo. Podían ser sacerdotes, sacerdotisas, sacerdotes-chamanes y/o sacerdotisas-chamanas. No existe evidencia arqueológica, antropológica o histórica de que el templo Chavín fuese manejado solo por hombres.

Carlo Brescia
Abril 2013
(Revisión Agosto 2016)

REFERENCIAS

EFE 2009. Hallan tumba de la ´Dama de Pacopampa´ de 2.900 años de antigüedad. Radioprogramas del Perú. Fecha de consulta: 28/03/2013. <http://www.rpp.com.pe/detalle.php?nid=207477>

FRANCO, Régulo 2012. «Oficiantes y Curanderos Moche, una Visión desde la Arqueología». En: Pueblo Continente, Vol 23, Nr 1, Enero-Julio, pp. 18-26. Trujillo: Universidad Privada Antenor Orrego.

HARNER, Michael 2013. Cave and Cosmos – Shamanic Encounters with Another Reality. Berkeley: North Atlantic Books.

HOCQUENGHEM, Anne Marie 1987. Iconografía Mochica. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú.

LEMLIJ, Moisés y Luis MILLONES 2016. MUJER – Poder y Prestigio en los Andes. Lima: Argos Editorial.

SEKI, Yuki et al. 2008. «Nuevas Evidencias del Sitio Arqueológico de Pacopampa, en la sierra norte del Perú». En: Boletín de Arqueología, Nr 12, pp. 69-95. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú.